Cada montaña tiene su perro


Cuando uno sale a caminar en las montañas es probable que en el camino aparezcan mascotas de las casas del sector, pero sin duda alguna los acompañantes de ayer han sido los más especiales que me han tocado en toda la vida.

Mi segundo “amigo” no es perro, de hecho es bastante moral, imagino que bastante fiel, pero el primer amigo si es perro, 100% canino , de cuatro patas, y no es sólo uno, son muchos que aparecen siempre en alguna montaña  a la cual siempre voy de visita.

Generalmente son “todo terreno”, no les duele una muela, corren a 4.000 msnm, resisten el frio, comen poco, no hacen ruido, encuentran caminos ocultos y corren detrás de la movilidad que nos trae de regreso intentando robar una lágrima de los más sensibles y una admiración de los más duros. Con la anterior descripción cómo negar que definitivamente si son los mejores amigos del hombre.

Cada montaña en el mundo tiene el suyo, no importa si son alrededor de la sierra de Lima, o en los parques más lejanos o en la zona más civilizada de Europa, llegan a toda montaña como si fueran custodios, generalmente son amigables, nos acompañan en el camino y son bastantes sencillos. En las siguientes imágenes verán algunos perros bien particulares que me he encontrado en los múltiples trayectos que hice.

El primer perro , lo encontré en mi trayecto a Choquequirao, no me acompaño todo lo contrario me recibió al llegar a la zona de campamento, estaba muy cansado por el trekking y me recosté y lo primero que hice al ver a mi lado izquierdo apareció este pequeño can mirándome en todo momento con esa mirada tierna, me acompañó toda la tarde, como no olvidarlo.

En segundo lugar tenemos a este perro….

Huanano

Fue en mi segunda visita a Huanano, estaba saliendo de un momento muy difícil en mi vida que me aventure a caminar solitariamente a este lugar a reflexionar, después de haber llegado, me quedé a sentarme a comer algo,y apareció este perro que no se despego de mí , me miraba asumo que esperando a que le diera algo de comer, obviamente lo que traía era Chocosodas de lo cual le dí, no dudo en comer, en aquel lugar me pareció gracioso ya que el viento soplaba con intensidad hacia que sus orejas se levantaran pareciendo volar, me quito una sonrisa.

En 3er lugar, gracias a esta foto que ví en facebook de una viajera con este can, me animó ir a la laguna Neveria pero esa es otra historia. Pero que descripción que nos puede dar que la misma protagonista de la foto con las siguientes palabras:

“GRINGO un bello perrito treker de la zona, muy conocido y querido por la gentita de montaña, solía acompañarnos durante todo el recorrido guiándonos y animándonos, era todo un posero, ahora nos acompañan sus descendientes y el GRINGO desde el cielo perruno nos sigue como siempre”.

Gringo

En 4to lugar fue en Nevería, en plan de “trekkero solitario” , no encontré a Gringo pero si conocí a un nuevo amigo canino, lo bauticé como “BONES” (“Huesos” en español, y le puse así porque estaba flaco) en pleno ascenso en la madrugada el perro se vino de frente hacia mí, como queriéndome pedir algo y moviendo la cola, era bastante afectuoso y parecía conocer el camino de subida, no dejaba de saltar sobre mí, tenía hambre, así que le di 2 panes de trigo que me traje de San Mateo y se puso feliz que se me unió en la trepada. Me sentí a la vez tan acompañado y protegido por este gracioso can.

“Huesos” al verme en mi trayecto a la Laguna Nevería.

Lo mejor generalmente se muestra al final,fue en mi trekking a la Laguna de Arca. Se llamaba “Oso”  pienso que el nombre lo pusieron por lo blanco como un oso polar.

Al principio no lo queríamos, porque llevábamos la comida medida; en el trayecto lo asustábamos  para que se regresara, y aún así, insistía en acompañarnos. Sin embargo, cuando acampamos en Pampa Huamuna a casi 3,700 Msnm , en la noche estaban rondando 2 zorros alrededor de nuestro campamento,  como toda era oscuridad solo podíamos ver las siluetas de estos animales y los ojos de ellos brillosos al enfocarlos con la linterna. Oso no dudo en ir hacia ellos y espantarlos perdiéndose en la oscuridad. Todos estábamos preocupados porque los zorros podían hacerle daño al perro pero de pronto Oso todo triunfante apareció regresando al campamento logrando su objetivo de alejar a los animales salvajes. Ya en horas de la noche  sin otro abrigo más que su pelaje, nos preguntábamos ¿donde iba a dormir?una pareja de trekkeros como gratitud acobijo en su carpa a Oso. Al siguiente día retomando el trekking atravesó todas las quebradas y fue el primero en llegar a la Laguna de Arca.

Foto grupal del grupo con “Oso” en la laguna Arca

De regreso en Marachanca y a punto de partir de retorno a Lima toda la gente se puso nostálgica porque dejamos a un compañero, eso si con gritos y saludos nos despedimos de Oso

En la montaña he encontrado varios ejemplos de perritos bien salvajes hechos a mi medida, posiblemente entrenados por el “Rambo” de la necesidad y la exótica combinación de las razas, siempre he tenido la intención de traerme uno, pero al final entiendo que Lima no es para ellos y es mejor asi.  

Este relato lo dedico a mi perros “Negro” (2000 – 2010), “Camila” y “Camilita” que desde el cielo perruno me cuidan y me acompañan siempre.

Leave your vote

3 points
Upvote Downvote

Like it? Share with your friends!

Comments

comments

Log In

Or with username:

Forgot password?

Don't have an account? Register

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.

Choose A Format
Poll
Voting to make decisions or determine opinions
Story
Formatted Text with Embeds and Visuals
List
The Classic Internet Listicles
Video
Youtube, Vimeo or Vine Embeds
Audio
Soundcloud or Mixcloud Embeds
Image
Photo or GIF